ACOPOL Academia Oposiciones Policía Ávila

Cómo comenzar a preparar las pruebas físicas de la oposición a Policía Nacional

Pruebas físicas oposición Policía Nacional

Cómo comenzar a preparar las pruebas físicas de la oposición a Policía Nacional

Las pruebas físicas constituyen una prueba más del conjunto de la oposición al Cuerpo Nacional de Policía y como tal tienen que ser consideradas. A la hora de afrontar su preparación hemos de tener en cuenta varios factores que van a determinar el camino a seguir: la edad, la estructura corporal, el nivel de partida, las aptitudes individuales, la experiencia deportiva, el nivel de actividad previo al inicio de los entrenamientos, lesiones o patologías anteriores, etc. Cada uno de ellos ha de ser valorado desde el inicio de los entrenamientos, de ahí la importancia de un profesional que sepa manejar todas estas variables.

La preparación de las pruebas físicas supone, en la mayoría de los casos, un reto para los opositores. Exige cambios en su estilo de vida (alimentación, descanso, material deportivo, organización de las tareas diarias…), cambios que es imprescindible acometer para conseguir los objetivos trazados a corto, medio y largo plazo.

Otro de los grandes retos en la preparación de las pruebas físicas es la prevención de lesiones. Una lesión puede dejarnos parados durante un tiempo valiosísimo e incluso, si tenemos mala suerte, puede impedir que realicemos las pruebas físicas en plenitud de facultades. Por ello debemos incluir en el entrenamiento ejercicios y rutinas que contribuyan a limitar las posibilidades de lesión. Esta prevención podemos realizarla de manera genérica o bien de manera específica cuando hemos tenido una lesión anterior, una operación o descompensaciones provocadas por motivos diferentes.

Es importante que el opositor tenga muy claro desde el  inicio de la preparación cuál es su objetivo y cuál el camino a seguir. Palabras como constancia, trabajo, equilibrio, progresión, sentido común y capacidad de sacrificio habrán de estar siempre presentes en todos sus entrenamientos.

El opositor no debe olvidar que solo consigue su objetivo cuando supera la totalidad del proceso y por ello no deberá abandonar su preparación hasta logar el objetivo final.

Por todo ello, desde ACOPOL ponemos a disposición de nuestros alumnos un gimnasio en la academia. Allí practican, sin ningún coste añadido, la prueba de barra, el circuito, el uso de mancuernas, press banca, etc.

Además, 2 días a la semana con 3 turnos distintos de mañana existen entrenamiento con nuestro preparador físico licenciado en INEF con más de 15 años de experiencia. Él os evaluará físicamente en la Ciudad Deportiva Municipal de Ávila tanto para corregir posibles defectos en la realización de los distintos ejercicios, como para escuchar recomendaciones y así lograr una forma más eficaz o menos lesivas en su realización.

Nuestro preparador físico os dará un planning semanal con los ejercicios a realizar durante la semana fuera del entrenamiento adaptándose a vuestras cualidades. Una gran ventaja de entrenar en Ávila es su altitud (1.100 metros), ya que las pruebas físicas se vienen realizando en la Escuela Nacional de Policía que también se encuentra en la ciudad. Está altitud afecta principalmente a la prueba de velocidad, la cual puede ser un factor determinante a la hora de conseguir el apto.