ACOPOL Academia Oposiciones Policía Ávila

Tres de cada cuatro alumnos de ACOPOL superaron las pruebas físicas

Tres de cada cuatro alumnos de ACOPOL superaron las pruebas físicas

Tres de cada cuatro alumnos de ACOPOL superaron las pruebas físicas


Prácticamente tres de cada cuatro alumnos de nuestra academia consiguieron el aprobado. Este es el saldo que nos dejan las pruebas físicas de la oposición a la Escala Básica del Cuerpo Nacional de Policía. En concreto, de los 401 ???Acopolianos??? que se presentaron, lograron el apto 287 personas, lo que se traduce en un 71,57 por ciento.

En toda España se presentaron un total de 44.056 instancias, de las cuales 17.267 han pasado a la siguiente fase de la oposición. Esto supone un 39,19 por ciento.

Los datos, ya buenos de por sí para la Academia ACOPOL, aun mejoran si tenemos en cuenta a los alumnos que confiaron sus entrenamientos a nuestro preparador físico. De los 288 opositores que se pusieron en manos de él, aprobaron 222, superando el 77 por ciento.

¿Por qué obtenemos tan buenos resultados en las pruebas físicas año tras año? Uno de nuestros secretos radica en aprovechar los más de 1.100 metros de altitud de Ávila. Entrenar aquí permite acostumbrar al cuerpo a esforzarse en un contexto de baja concentración de oxígeno (hipoxia), algo que afecta negativamente a muchos de los opositores que vienen de otros puntos del país a hacer las pruebas a la Escuela de Policía de la capital abulense y que ven cómo sus ritmos de carrera se ven afectados a la baja.

Un pulsómetro es suficiente para comprobar que las pulsaciones aumentan a medida que crece la altitud. Sin embargo, la diferencia es mínima en personas entrenadas y adaptadas a estas zonas. Y con esa ventaja juegan los alumnos de ACOPOL en Ávila. 

Entrenar en altura significa un mayor aprovechamiento del tiempo. Y es precisamente el factor tiempo una de las cosas que más escasean cuando se está opositando. En altura, incluso en reposo se está entrenando.

Pero es que, además, los alumnos de ACOPOL cuentan con un gimnasio en la propia academia donde pueden practicar, a diario y sin ningún coste añadido, la prueba de barra, el circuito, uso de mancuerna, press banca, etc.

Dos días a la semana, con tres turnos distintos de mañana, tienen entrenamiento con nuestro preparador físico, un profesional licenciado en INEF con más de 15 años de experiencia. En la Ciudad Deportiva Municipal de Ávila, él se encarga de evaluar uno a uno a los opositores, tanto para corregir posibles defectos en la realización de los distintos ejercicios, como para escuchar recomendaciones y así lograr una forma más eficaz o menos lesiva en su realización. El preparador físico elabora a cada uno un planning semanal con los ejercicios a realizar durante la semana fuera del entrenamiento, adaptándose a las cualidades personales.

Opositar en Ávila tiene estas y otras muchas ventajas. Y una de las más importantes, al menos para los que tienen que desplazarse desde otros puntos de España, es el bajo precio de los alquileres. Aquí es fácil encontrar una habitación por menos de 200 euros al mes, asentándose así en una ciudad pequeña y accesible en la que no hay que recorrer grandes distancias para ir a casi ningún lado. Su carácter tranquilo y ambiente recogido es otro factor clave a la hora de impulsar el estudio.